Comunicado de Gustavo Tovar Arroyo a la opinión pública

Antes que nada, deseo agradecerles sus manifestaciones de apoyo y solidaridad. Como ya es de conocimiento publico, fui detenido por funcionarios policiacos del Sebin a mi ingreso a Venezuela.

Luego de un largo interrogatorio y de la decisión de no trasladarme al Helicoide, me han dejado libre. Estoy bien, igual de convencido en que debemos seguir y con mucha fe de nuestro éxito. Además, cuando la Virgen de Guadalupe va en nuestro pecho estamos bien guardados. Nuestra lucha no es política, es espiritual y, como tal, no podemos doblegarnos, tenemos que sembrar, nuestros actos son la mejor siembra. No sé de que se me acusa, pero igual no tengo miedo y como le comente a los funcionarios, si mi delito es sembrar conciencia, ilustrar y motivar a la juventud para que sea mas moral y protagónica de su destino, debo confesarlo: soy culpable.

Estoy preparado espiritualmente para ir preso, además, los espíritus que mas admiro y sigo: Jesucristo (siempre en primer lugar), Gandhi, Luther King, Mandela, Suu Kyi, entre otros, han sido acusados por hacer el bien en su momento histórico. En ese sentido, las acusaciones (incluso la cárcel) dignifican. Ya todo paso, pero yo seguiré. No cambiara nada. No he hecho nada malo ni lo hare. Cumplimos una Misión de índole espiritual, no política.

Venezuela debe cambiar y nuestros actos son la semilla. Sigamos sembrando. Me despido muy conmovido y agradecido por sus manifestaciones de aprecio.

En nombre de mi esposa Ana Carlota y de mis hijos Alexia, Leonardo y Octavio les pido que no nos rindamos. Latinoamérica depende de lo que hagamos hoy, mañana y siempre...

Atte.

Gustavo Tovar Arroyo

Comments are closed.