Valores comunes, retos comunes en Latinoamérica. 

En la Conferencia Por una Cuba Libre, “Valores comunes, retos comunes”, la cual se llevó a cabo el 16 de Enero de 2018, se dieron cita lideres e intelectuales, luchadores por la libertad de las naciones oprimidas como Cuba, Venezuela e Irán con el fin de suscribir un acuerdo para apoyar al exilio cubano en esta nueva etapa de la lucha contra el castrocomunismo dentro y fuera de la Isla.

El evento dirigido por los miembros del exilio cubano fue iniciado con un minuto de silencio por los caidos en Venezuela. A ese sentimiento se unió Gustavo Tovar, director de nuestra fundación quien en representación del exilio venezolano, acompañado por el ex sindicalista venezolano Carlos Ortega y otros jóvenes venezolanos en el exilio, quienes se unieron a este llamado para dar sus palabras de apoyo al pueblo cubano y venezolano que ha sido pisoteado, maltratado e incendiado por la Dictadura que ocupa ambas naciones.

“Hoy nos unimos al espíritu de nuestras naciones que todavía se desangra, que ha sido pisotedo, maltratado e incendiado, porque en Venezuela incendian al venezolano. Yo no me atrevo a decir que lo que esté ocurriendo en Venezuela emerge de nuestra misma cosmogonía venezolana como nación, no. Esto es algo que lamentándolo mucho ha sido heredado de ese espíritu perverso, maligno, profundamente dañino que conoció el siglo XX, y gracias a Dios ya se esfumo”, señaló Gustavo Tovar, haciendo referencia a Fidel Castro.

Venezuela sin duda, no había conocido algo en nuestra historia como lo que está conociendo hoy. No es un accidente histórico porque no es un hecho social lo que estamos viendo, es una imposición, lo que el poeta Octavio paz llamaba una ideocracia totalitaria y que en mi interpretación de las cosas, es una peste que está intentando invadir a toda América Latina y que de todas maneras hemos logrado combatir con mucha dificultad, en algunos países mejor que otros. Me imagino que estoy aquí por la experiencia que tuve en mi país, tratando de fomentar en las nuevas generaciones la idea de hacer política, la idea de libertad, la idea de la justicia, pero no puedo decir que he sido exitoso porque mis amigos están presos, algunos asesinados o padeciendo las penurias del exilio.

Lo que hemos acusado universalmente, la dictadura en Venezuela es una dictadura profundamente criminal. Igual que la dictadura cubana e iraní. Lo que nos agrupa, el valor común, el principio, que no solo es el destino de la libertad y la democracia, sino también de la prosperidad de nuestros pueblos. también nos agrupa una misma herida, que es la herida de la civilización, de la lucha entre la barbarie y la civilización, entre aquellos que tratan de controlar a las poblaciones, por apetitos de diferente tipo. Todos son Pestes, como el fundamentalismo islámico, el comunismo que en Castro ha encontrado su mayor mentor y el ingrediente venezolano a esa tiranía, a esta barbarie que es el narcotráfico. Lo más corrupto, lo más perverso, lo más criminal de toda esa fuerza, con el petróleo venezolano han encontrado una potencia para seguir haciendo daño, no solo en Venezuela, sino en la región.

Por eso hoy advertimos a México, Brasil y Colombia que enfrentan un gran reto el año que viene, y por eso desde estos espacios, nosotros como hermanos de una misma causa tenemos que hacer frente común para evitar que en estos países ocurra lo mismo. Puntualizo Gustavo Tovar Arroyo.

Comments are closed.